cirugia rinoplastia

¿Qué es una Rinoplastia?

Las Rinoplastias son un conjunto de intervenciones quirúrgicas destinadas a mejorar la forma y/o la función de la nariz.

Importancia del postoperatorio de una rinoplastia de nariz

La importancia que cobra hoy en día el postoperatorio de cualquier cirugía es muy alta, ya que es un periodo en el que no se recomienda ejercer actividad física, ni laboral, y que por lo tanto puede tener un impacto importante en nuestro ámbito cotidiano.

Es importante recordar que estas cirugías son de mucha demanda a nivel mundial y en el campo laboral, ya que la mayoría de las veces suelen ser por estética y gusto que por necesidad, lo que influye de una forma radical en las personas que lo practican y en aquellas que se ven obligadas a remunerarla de una u otra manera.

procedimiento de rinoplastiaConoce más sobre el Postoperatorio después de la Rinoplastia

Como toda intervención estética, la rinoplastia, debe ser analizada por su técnica, y por el problema que vaya a solucionar, ya que no lleva el mismo postoperatorio una rinoplastia abierta que una cerrada.

Ambas presentan consecuencias pero es una mucho más riesgosa por su magnitud y el proceso suele ser más lento. La rinoplastia, puede corregir muchos de los problemas estéticos que se presentan en nuestro rostro, y se concentran en la nariz.

Una de las preguntas más frecuentes en los pacientes es respecto a los plazos de recuperación y el periodo postoperatorio. Por lo tanto, la duración de la recuperación, puede ser siempre diferente, además de que cada persona y cada organismo, puede reaccionar mejor ante este tipo de cirugías acortando o alargando los tiempos previstos.

Tipos de rinoplastia

Rinoplastia cerrada: El cirujano, accede a los cartílagos y zonas de la nariz donde debe intervenir por medio de los orificios nasales. De esta forma se evitan cicatrices visibles tras la recuperación. Por ello, el proceso de sanación es más corto y exacto.

rinoplastia cirugía

Rinoplastia abierta: Cuando el problema a solucionar es de mayor magnitud, se recurre a la rinoplastia abierta. El cirujano, realiza una incisión en la columela, y posteriormente, interviene. En este caso se consigue mayor accesibilidad a cualquier zona de la nariz. Hay que tener mucho cuidado cuando se expone a esta operación ya que cualquier falta leve puede ocasionar daños fisicos, psicológicos y sociales.

Aquí puedes conocer Todos los Tipos de Rinoplastia.

Tras la cirugía, el paciente comienza a despertarse de los efectos de la anestesia, y puede que sea necesario un ingreso en clínica, para evaluar los resultados más inmediatos, y sobre todo cerciorarnos de que no se ha producido ninguna infección ni reacción adversa.

rinoplastia hombre

Es probable que durante los 2 o 3 primeros días, se produzca un pequeño sangrado. Para ello, y por razones de higiene, se ubicará una gasa a modo de protección en la zona de los orificios nasales, que se debe cambiar regularmente en el caso de que se manche.

Cuando cese el sangrado esta gasa será prescindible. En caso de que sea constante, y muy agudo, es importante acudir rápidamente a su médico de urgencia, y pedir una evaluación de la situación, para comprobar que la recuperación sigue por buen camino.

Cuando comienza la recuperación, el paciente deberá llevar una máscara o escayola, que le acompañará durante las primeras semanas, y se prolongará el tiempo necesario según la zona que hayamos intervenido. La reincorporación al trabajo no será un problema, y podrá retomar su vida laboral pasados 5-7 días. A su vez, si no hay mejora en cuanto al sangrado u otro malestar, el paciente debe recurrir al cirujano y solicitar reposo médico para la total recuperación.

rinoplastia antes y despues

De esta forma, la rinoplastia no es una intervención quirúrgica que requiera semanas de reposo, y por lo tanto, ocasione más problemas laborales y cotidianos. En este caso, la recuperación es rápida, y se pueden desempeñar casi todas las tareas con normalidad. Entre las pautas a seguir el paciente no debe realizar ningún esfuerzo físico en un período de 15 días, dormir boca arriba para evitar molestias y asegurar que la máscara este bien localizada, no sonarse la nariz por las primeras semanas para lograr una mejor cicatrización, y por supuesto seguir el tratamiento recetado por el doctor tomando al pie de la letra los medicamentos y si es posible ir a terapias mucho mejor.

¿Vale la pena la Rinoplastia?

Los pacientes que se someten a una rinoplastia, recomiendan la intervención, pues la mejora estética suele ser importante, y si seguimos las pautas anteriores, la recuperación y el post-operatorio, serán más rápidos y llevaderos, haciendo así que la calidad de vida del paciente intervenido sea mucho mayor, y que por lo tanto, la intervención merezca la pena.

felicidad despues de la rinoplastia

Cualquier cirugía estética que solucione un problema que nos avergüence o simplemente no estemos a gusto con el, merecerá la pena. Lo importante es conseguir obtener unos resultados con los que estemos satisfechos y sepamos que el dinero invertido ha merecido la pena.

Lo importante en todo este proceso es conocer todas las medidas necesarias para el antes y el después, así quedar bien satisfechos cuando los resultados sean vistos.

Precio de una cirugía de Rinoplastia

No es una inversión en vano, la mayoría de las veces es indispensable realizarlo para una buena imagen en el campo laboral o un mejor estado de salud. Los precios varían dependiendo si se trata de una rinoplastia abierta o cerrada, y evidentemente de la magnitud de la misma, pero para hacernos una idea orientativa y poder saber aproximadamente el precio, estimamos una media de 3.500€-5.000€.

Tratar con un especialista, nos ayudará a ir más tranquilos a la operación, conocer bien el procedimiento que se seguirá, saber si nos someteremos a una rinoplastia abierta o cerrada… Todo ello, nos aportará la información necesaria para decidirnos a la hora de llevar a cabo la operación. Para ver resultados, los cirujanos pueden mostrarle los resultados de otras intervenciones similares o realizar un estudio especifico para su caso. De este modo, podemos evaluar la profesionalidad del mismo.

Como conclusión encontramos un post-operatorio un poco incómodo, por la importancia de la nariz en la respiración y lo aparatoso del vendaje los primeros días, pero mucho más llevadero que la recuperación de la mayoría de intervenciones estéticas. Donde el postoperatorio se perfila como un importante inconveniente para llevar a cabo cualquier intervención de cierta magnitud.

Para que nos hagamos una idea, una rinoplastia que trate de matizar la punta de nuestra nariz resultará menos invasiva y por lo tanto más sencilla de recuperar que una rinoplastia abierta para corregir zonas del tabique nasal por ejemplo. Habitualmente, hablamos de un plazo estandarizado en las recuperaciones, pero debemos saber que en las intervenciones estéticas, como es la rinoplastia, estos plazos pueden alargarse si hay alguna complicación, o acortarse en caso de ser una intervención relativamente sencilla.

Artículos sobre Rinoplastia